Queridas familias: 

Hoy 22 de diciembre, estoy escuchando la lotería de Navidad de fondo musical en mi despacho con el colegio abierto y lleno de niños. Contra todo pronóstico. Porque todos hemos querido y nos hemos empeñado en que sea así a pesar de todo. Porque vosotros habéis resistido la tentación de dejaros llevar por el miedo. Porque todo el personal del colegio ha trabajado aún más para que todo estuviera lo mejor posible, para cuidar y acompañar a nuestros alumnos y familias. 

No ha sido sencillo para nosotros. No estamos acostumbrados a acoger con distanciamiento, a acompañar con mascarilla, a tener alumnos en clase y en casa, a tanta videoconferencia, a no compartir, a estar separados, a no jugar como de costumbre… 

No ha sido fácil para vosotros. Había que confiar de nuevo, y había que hacerlo en una situación anómala y extraña. No era un principio de curso más y lo que queda de él, tampoco lo va a ser. 

Lo afrontaremos juntos. Colaborando, ayudándonos unos a otros, cuidándonos. Remando en la misma dirección. 

Pero antes de todo eso disfrutemos de esta Navidad, que precisamente por ser distinta a la de todos los años nos ofrece la posibilidad de vivirla más tranquila, más meditada, más profunda. Vivámosla con esperanza y también con prudencia. Celebrémosla con los presentes y añoremos a los que nos han dejado con la confianza que nuestra fe nos aporta. 

Feliz Navidad a todos y que el año 2021 mejore en mucho al que ahora termina. Muy complicado no lo tiene. 

Un abrazo enorme. 

César L.