El área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Granada ha puesto en marcha un nuevo programa educativo dirigido a los adolescentes para que se conciencien sobre el “daño” que producen las pintadas en el mobiliario urbano de la ciudad. También pretenden explicar sus diferencias con los grafitis artísticos que adornan los muros municipales destinados a este fin.

Bajo el título “Grafitis o pintadas? Una solución para todo”, el programa que se ha ofertado a los colegios de Granada capital, y que ha comenzado a impartirse en nuestro centro, Maristas Granada, está dirigido a los alumnos de Educación Secundaria y Bachiller. El objetivo de esta actividad es, en palabras de la concejala de Medio Ambiente, Pepa Rubia, “inculcar en los jóvenes la necesidad de cuidar nuestro patrimonio, mobiliario urbano, bienes y zonas públicas comunes”.

La edil explicó a nuestro alumnado que existe un programa municipal llamado Granada+ Imagen, donde se especifican los espacios libres habilitados para hacer grafitis. Son un total de 30 espacios, con extensos muros de titularidad municipal destinados a que los grafiteros puedan mostrar sus pinturas artísticas sin ningún problema legal para ello.