Maristas Mediterránea lleva impulsando, desde 2014, políticas específicas para la protección de la infancia, con numerosas actuaciones que mejoramos año a año. Y toda esta política se resume así: TOLERANCIA CERO ANTE CUALQUIER ABUSO O MALTRATO.

Nos volcamos, en cada curso, para que las obras maristas sean entornos seguros en los que se cuide a niños, niñas y jóvenes y se garantice su bienestar en todo momento.

Realizamos acciones de formación, sensibilización y prevención para evitar situaciones de abuso o maltrato; y aplicamos medidas de detección y actuación cuando es necesario.

Contamos, fruto de este esfuerzo, con la Certificación Nivel 1 por cumplir estándares de protección institucional de la infancia otorgada por la entidad ‘Keeping Children Safe’.

Transmitimos, pues, tranquilidad a nuestra gran familia marista (escolares, familiares, hermanos, educadores, etc) porque velamos por la seguridad e integridad de todos.

Lamentamos, sin embargo, que no haya sido siempre así en el pasado. Por eso también implementamos estas políticas y actuamos siempre igual, en todos los casos:

Activamos nuestros protocolos en cuanto recibimos información de cualquier situación de maltrato o abuso e iniciamos nuestra propia investigación para esclarecer lo ocurrido; además de realizar, cuando procede, la correspondiente comunicación a Fiscalía.

Manifestamos nuestro DOLOR cuando nos enteramos de ello; pedimos PERDÓN a las víctimas por haberles fallado; y nuestra CONDENAmás enérgica para estas situaciones.

No podemos cambiar lo que sufrieron, pero sí trabajamos sin descanso para ofrecer y trasladar un proceso integral, en clave de justicia restaurativa, a las víctimas.

Trabajamos con cuidado, rigor y cautela, velando por el bien de las personas afectadas y por el adecuado tratamiento de los casos; siguiendo nuestros protocolos.

Las escuchamos, acompañamos y atendemos todo lo posible; son nuestra prioridad. Abrimos, desde hace tiempo, un canal (atulado@maristasmediterranea.com) para las víctimas. Estamos a su disposición y atendemos cualquier denuncia, actual o del pasado.

Animamos a que, quien sufriera, nos los comunique y logremos, juntos, hacer justicia.

Abordamos cada caso de manera individual y lo hacemos con seriedad, cercanía, humildad y humanidad; evitando la exposición mediática, que perjudica una correcta atención. La protección de los menores es un compromiso esencial para Maristas.

Lunes, 2 de agosto de 2021